Virus, inmunidad y contagios. Impacto en la población mayor.

Ante la actual pandemia es primordial modificar nuestros hábitos y costumbres tanto higiénicos como con respecto al contacto con otras personas en el día.
Los adultos mayores con varias enfermedades y las personas con afecciones médicas crónicas como hipertensión, diabetes, EPOC o fumadores constituyen el grupo más vulnerable y propenso a padecer enfermedad grave.

Artículo del Dr. René de Lamar para Canarias7 Salud.

Impacto del déficit de vitamina D sobre la salud

En Europa, el 13% de la población adulta padece déficit grave de vitamina D. Osteoporosis, caídas y fracturas, resorción ósea son algunas de las consecuencias asociadas. Sin embargo, el déficit de vitamina D también está vinculado al desarrollo de enfermedades con sus consecuencias asociadas como son el Alzheimer, la depresión, la esclerosis múltiple, cáncer y diabetes, entre otras.

Las personas mayores de 70 años, principalmente institucionalizados, pueden considerarse como grupo de riesgo para padecer déficit de vitamina D. Los controles periódicos en pacientes de riesgo de padecer deficiencia de vitamina D cada día cobra más importancia así como las medidas preventivas.

Una buena alimentación también puede ser clave. Los pescados grasos como el salmón, arenques, sardinas y caballa, así como la carne y determinados alimentos enriquecidos como los cereales y la leche te ayudarán a prevenirlo.

Artículo del Dr. René de Lamar para Canarias 7 Salud.