Microbiota. Importante en el equilibrio salud/enfermedad.

Al conjunto de microorganismos que colonizan la superficie epidérmica y los conductos de las cavidades corporales que tienen comunicación con el exterior como el intestino o el aparato urinario, se le conoce como microbiota.

Se localiza exclusivamente sobre la piel y las mucosas que tapizan las cavidades que se comunican con el exterior, estando vedada su presencia en el medio interno, donde la presencia de microorganismos despierta una respuesta inmunitaria destinada e eliminarlos.


Las funciones principales que se benefician de la actividad de los organismo de la microbiota son el metabolismo y la protección frente a las infecciones.


La microbiota participa activamente en la digestión de algunos componentes de nuestra dieta habitual.

Artículo del Dr. René de Lamar para Canarias 7.

La jubilación de la inmunidad. La importante inmunosenescencia.

El proceso de envejecimiento provoca cambios en el sistema inmune que afectan a su funcionamiento y desarrollo, estos cambios pueden manifestarse desde la linfopoyesis hasta la respuesta que organiza el sistema inmune frente a determinada enfermedad o agente infeccioso.

La inmunosenescencia está incluida dentro de los síndromes geriátricos descritos por el Dr. Kane en 1989 en su libro «Esencias de la clínica geriátrica». Pero, ¿en qué consiste esta palabra tan de moda a día de hoy a causa de la pandemia? Es, en síntesis, la disminución o alteraciones de la inmunidad relacionadas con el envejecimiento normal o fisiológico.

Dada la situación epidemiológica mundial que ha generado el coronavirus, las diversas vacunas desarrolladas desempeñan un papel de primer orden en la importante prevención que salva vidas.

Artículo del Dr. René de Lamar. Médico Especialista en Geriatría y Gerontología.